Esta chiquitina es Sira, una perrita que fue rescatada a las a fueras de un pueblo, costó hacerlo porque es una perrita muy sensible. Pero ya está con nosotros y nos tiene enamorados, nos da la sensación de que ha vivido toda su vida encerrada, para ella todo es nuevo y aunque le cuesta, le gustan tantos los mimos que se atreve con todo. Necesita cuanto antes una familia que le enseñe el mundo, que le enseñe que hay cosas buenas y que hay personas que la querrán para siempre.