Tabby es un super gato muy hermoso y grandote que recogimos bajo un coche paralizado de miedo y llorando a pleno pulmón. Es un gato casero que se ve cuidado y que jamas ha estado en la calle. Lamentablemente sin identificación es difícil encontrar a su familia o no sabemos si lo han abandonado. Los días pasan largos para él en la protectora ya que no entiende que hace aquí. Necesita una segunda oportunidad. Es muy cariñoso y entregado.