Esta peludita preciosa estaba solita en la calle, un vecino nos llamó y fuimos a buscarla. Una bolita adorable y rechonchita. Es una gatita muy simpática, le encanta jugar y recibir mimitos. Desde luego nada mejor que ella para hacer que tu vida sea más divertida y feliz, ni te lo pienses.