Tiburón es un perro que ha sido maltratado, como muchos de sus compañeros que constantemente son usados para la caza. Él ha contado con la suerte que pudimos rescatarle del lugar donde se encontraba y ahora está mucho mejor. Ha sido un proceso de mucha paciencia para lograr que este guapo comience a recuperar la confianza, pero con cariño y amor todo se soluciona. Ahora solo busca una familia donde pueda sentirse seguro y lleno de amor.