Este pequeñajo es Trece, un perrito maravilloso que tiene a todo el mundo enamorado. A pesar de su cara de felicidad, su vida ha sido muy dura, ha vivido toda su vida atado en un patio, sin a penas atención. Tal vez por eso ahora es más feliz que nunca, le encanta estar con nosotros, no sé cómo se pondrá cuando conozca la atención de verdad, en su casita, con su familia, nos emociona solo de pensarlo. La familia que lo adopte va a recibir el mayor de los regalos.