Venom y Eddie son dos hermanitos que rescatamos en un parque cuando eran bebes. Algún desalmado los dejo en una caja y se deshizo de ellos. Estaban malitos y desnutridos, tanto que hubo que ingresarlos en la clínica porque estaban prácticamente agonizando. Por suerte se salvaron y poco a poco salieron adelante aunque tuvieron algunas secuelas durante un tiempo pero ya las han superado finalmente. Son dos gatos muy sociables y cariñosos que están deseando tener un buen hogar y siempre han estado juntos.