Esta adorable perrita se llama Vera, le pusieron el nombre porque fue encontrada malviviendo en un Gravera, estaba embarazada, a punto de tener a sus cachorros. Fue una tarea difícil rescatarla puesto que no se fiaba un pelo de los humanos, sus razones de peso tendría. Con mucho trabajo y suerte se pudo rescatar antes de que tuviera a sus bebés. Todos sus hijos fueron adoptados, pero ella pasó completamente desapercibida, y lleva mucho tiempo encontrado su familia. Es algo tímida, pues es una perra muy sensible, pero no hay mayor placer que ganarte el corazón de un perrito así. Si quieres descubrirlo Vera te está esperando.