Yema y varios hermanitos mas nacieron en una finca donde había varios adultos y estos estaban haciendo colonia. Nos llamaron para pedirnos ayuda y esterilizarlos. Poco a poco esperamos rescatarlos a todos para que encuentren familias después de terminar con las castraciones. Son muy amorosos y enseguida se hacen tus amigos. les encanta jugar y tener un compañero de juegos.